11 abr. 2007

La iglesia insiste en que fornicar, masturbarse, el porno y la homosexualidad son pecado. Contadnos algo que no sepamos

La iglesia caótica vuelve a la carga para recordarnos que vamos a ir todos al infierno porque somos unos guarretes. Según informa 20 minutos (ver noticia completa), la Santa Inquisición, digo la Conferencia Episcopal Española, dio una rueda de prensa para presentar un texto super fly titulado, y os paso el enlace para que os deleiteis, Teología y secularización en España. A los cuarenta años de la clausura del Concilio Vaticano II. Yo no lo he leído, pero me imagino una buena ración de falacias ad baculum y petitio principii, aliñadas con supersticiones y magia.

Esta noticia me ha venido genial, porque me da pie a escribir dos artículos, uno que titularé "Religión y falacia petitio principii" y otro que titularé "Iglesia católica y sexualidad" y además, como yo soy tan importante como la iglesia católica, voy a hacer la presentación de un texto, mucho más bonito, entretenido y riguroso que ese montón de caca impreso que han sacado los perturbados morales. Se titula "Mentiras fundamentales de la iglesia católica" de Pepe Rodriguez, y es un libro fundamental para hacernos una idea de la magnitud de la farsa que se han montado estos tipos.

Respecto a la noticia, ¿que decir? Como veis, una moral basada en dogmas de fe y en las tergiversaciones de un libro de mitología y magia escrito hace tropemil años, genera este tipo de mentalidades. Esto les lleva a condenar elecciones personales que no hacen daño a nadie, como la masturbación y a promover barbaridades, como negarle una muerte digna a un enfermo terminal cuya vida es un infierno.
Powered by WebRing.

La iglesia estuvo allí

La iglesia estuvo allí
Estuvo allí