11 jun. 2007

La paradójica palabra "indefinibilidad"

El otro día vi en una de estas revistas que tratan diversos temas, (desde dietas a consejos para tener la piel tersa, pasando por homepatía, astrología y otras pseudociencias) un artículo sobre Dios. Hablaba sobre diferentes formas de llegar hasta él a través de la espiritualidad. El caso es que me llamó la atención una frase que habían remarcado: "Dios es indefinible". He aquí lo que pensé:

Dejando a un lado el hecho de que los teístas se han esmerado siempre en definir a Dios, decir que algo es indefinible es una terrible paradoja porque, lo estás definiendo. Definir es observar las características de algo y las características se nombran con adjetivos. Indefinible es un adjetivo. ¿Como salir de esta paradoja? Creo que entendiendo que lo que existe es definible y que lo único que no se puede definir es lo que no existe.
Powered by WebRing.

La iglesia estuvo allí

La iglesia estuvo allí
Estuvo allí